Reencuentro en el kiosko

agosto 12, 2013

Imagen

Deben haber pasado casi unos dos años de aquel café en el que un ex editor me dijo que se iba de la revista en la cual yo había publicado –para no decir “algunas notas”, lo que seria decir demasiado- unos extractos sobre lujo, moda, y turismo, todo combinado en poco más de mil caracteres (si, no exagero)

Por esas vueltas que da la vida, había arreglado que algunos post de mi blog de moda, fueran publicados con el correspondiente crédito en una revista de turismo, dedicada a un público bastante selectivo y con muy linda calidad de imagen y diseño. También tuve la chance ahí de asistir un poquitito en lo que fue mi primera producción de moda internacional, ya que se realizó en Chile.

A él no le gustaban para nada estos arreglos. A mi tampoco me gustan, pero en este caso prácticamente no me insumía nada, me sumó un par de puntos al CV y algunos lectores a AmolaModa. Pero claro, los periodistas nos manejamos con otros criterios que en esta industria muchos dueños y emprendedores consideran hasta mala palabra. Y “trabajo ad honorem”, “canje”, son palabras que les suenan bárbaro.

Este editor se iba, según me contó, a empezar un proyecto en el que esas cosas no iban a pasar. Las colaboraciones se pagarían, las notas serían notas y no “extractos”, y los periodistas laburarían de lo que son, de periodistas, nada menos. Tenía también otro anhelo, si mal no recuerdo: que los chicos que empezaran su carrera y quisieran verdaderamente especializarse en turismo tuvieran un lugar para escribir seriamente de este tema.

La idea era además traer, luego de tener algunos títulos propios, revistas extranjeras de muy buen nivel, que no hubieran llegado al país. Un proyecto bastante ambicioso del cual, admito, descreí un poco. Sin embargo, no dejé de enviarle una lista de títulos que encajaban con el perfil que esta nueva empresa estaría buscando.

“Quedemos en contacto” fue el cierre de ese café, que como tantos otros deriva en el olvido. Yo acepté ese laburo de “periodismo full life con firmado” del cual les hablé alguna vez. A él no lo vi mas, y al desvincularse de esa revista de turismo, tampoco me quedó forma de contactarlo, aunque guardo con cariño esas revistas tan bonitas, con paisajes que nunca voy a conocer y extractos de una moda que esta en destinos ajenos.

Si me acordé de este editor hace pocos días, un martes, cuando en Radio Mitre Marcelo Longobardi y Jorge Lanata hablaban de por qué habían ganado sus sendos Martin Fierro por conducción y labor periodística. Concordaban –si, estos dos hace un tiempo que concuerdan, por extraño que suene- en que a ambos les tocó la suerte de trabajar en una época en la que los dueños y directores de los medios informativos eran periodistas.

Sin añorar una época que no conocí, tantas veces me encuentro pensando cuan distintos somos nosotros empleados periodísticos de las personas que dirigen y determinan nuestro trabajo, con criterios que no son los nuestros. Cuán difícil es hacerles entender cual es nuestra labor, nuestra responsabilidad, nuestra ambición y nuestro orgullo. Más aun, cuán difícil es que a aquellos que lo entienden, además les importe.

Como yo me río de la “mentalidad MBA” de los ejecutivos que me toca entrevistar, me los imagino a ellos riéndose de pibes como yo que escriben como máquinas por dos mangos la hora en una industria que los condena a la precarización.

Somos un número mas, una firma que puede ser mas o menos costosa, pero siempre reemplazable. El criterio editorial fue desplazado por el hastag del día. Así se determina qué es noticia. Y quienes utilizan otro criterio, los medios que dirigen los periodistas, parecen destinados al fracaso comercial.

¿Qué habrá sido de aquel editor, con sus sueños de una publicación que respetara la profesión, que buscara hacer medios de calidad? Hoy encontré el nombre de aquel viejo conocido que parecía tener sueños más ambiciosos, en el staff de la nueva revista Billboard Argentina. Se cumplió, por lo que veo, la idea original y la editorial cuenta con dos títulos de turismo, uno de golf, entre otros.

En la tapa de la primera edición, Charly García. Y adentro recomiendo la nota sobre John Mayer, un artista que conocí hace muy poquito por una recomendación en Twitter.

Claro que la revista trae lo mejorcito de la edición americana, y se complementa con algo de contenido local. Pero bueno, así lo hacen todos los títulos que llegan a la Argentina. Más aun, en algunas revistas de mi rubro tenemos que contentarnos con que la porción “local” se componga de noticias de México o España.

A veces la vida te sorprende. Bienvenida Billboard, y también los periodistas sin ganas de bajar los brazos.


Promesas de Crítica

febrero 29, 2008

“Hay noticias que no pueden esperar” reza la página web del futuro diario Crítica que pisará por primera vez los quioscos porteños el 2 de marzo próximo, pero que ya tiene a su gente trabajando y posteando algunas noticias en la red.

Dirigido por Jorge Lanata, el medio afirma ser: un diario que no sólo informa, que no se regala, que no fabula, que no segmenta, que no se hace esperar al fin de semana, que no le habla sólo a la “gente como uno” y que no cambia de opinión (sí, como habrán visto, un palito por aquí otro por allá). Muchas promesas… ¿podrán sostenerse a lo largo del tiempo? Habrá que esperar más allá del domingo para confirmarlo.

CRÍTICA de la Argentina, esa es su “gracia” completa, propone en el slogan un reto que no deja de tener un aire a Página 12: “La diferencia entre enterarte y entender”. Ese diario en su momento, con Lanata como uno de los nombres fuertes detrás del proyecto, revolucionó la forma de hacer periodismo de la época, con ganas de entender, opinar, ser más libres a la hora de pensar la noticia. ¿Se repetirá la experiencia? Por lo menos esperemos que sea la posibilidad de sumar otra voz a un mapa de medios que por mucho tiempo estuvo limitado a un diálogo entre pocos.

Hay muchos rumores acerca de este nuevo lanzamiento, ni que hablar del nivel de expectativas para ver qué se trae entre manos Lanata, lo cual siempre causa curiosidad. Desgraciadamente no tengo contactos dentro del diario que me puedan tirar data fresquita de lo que vamos a poder ver, así que prefiero esperar al domingo para comentar antes que basarme en rumores. Si puedo dejarles un post muy interesante de Vanina Verghella acerca del diario.

Por lo pronto, los amigos de MuyBlog, de la mano de Matías Dutto, le “hicieron el aguante” a Crítica previamente a su presentación en sociedad, y salieron por microcentro con cámara en mano a filmar algunos videos con los que le anuncian a la gente que tradicionalmente camina los pasillos de Tribunales, el Congreso y la Casa Rosada, que no está lejos el día en que Crítica fije su mirada sobre ellos, haciendo brillar la luz sobre lo que está en penumbras. Si no interpreté mal, esa es la promesa, aunque quizás esté tratando de leer demasiado. Su idea es poder difundir el mensaje a través de los blogs, como una manera de darle la bienvenida desde la comunidad online Argentina.

En fin, bienvenidas todas las voces nuevas entonces a esta construcción de la comunicación que hacemos entre todos (los blogs también). Así que a partir del próximo domingo 2 de marzo, desde Maipú 271 hacia el mundo, vuelve el Diario Crítica, esta vez de la mano de Jorge Lanata. Les dejo links para que curioseen y sigan criticando.

Más Info:
Crítica Digital
Comunidad Crítica en Facebook

CriticaTube


El La Salle ya es de lujo

enero 21, 2008

El sábado pasado leí en Clarín una noticia que me entristeció:  Quieren hacer un hotel de lujo en el edificio histórico del Colegio La Salle.

El edificio de Riobamba al 600, pasaría a ser un hotel y centro de convenciones, justito a tiempo que la industria de servicios para eventos está cada vez más a full. El colegio se daría a concesión a una empresa por treinta años, que como contraprestación construiría un jardín de infantes.

Tuve la oportunidad en el 2004 de realizar ahí un curso de literatura para jóvenes a través del Centro Cultural Ricardo Rojas, y me acuerdo la primera vez que pisé el edificio y cómo quedé impresionada por su belleza. La arquitectura es incomparable, en especial para quienes nos gusta conocer iglesias y templos. Para variar ese primer día llegué tarde, así que sólo logré conocer las destruídas aulas, que son iguales a las de cualquier colegio. Pero sí me quedé un ratito extra el último día en el salón principal y en cada lugar al que podía acceder del edificio, que ya de por si es un lujo de varias estrellas.

Recientemente pasé denuevo por Riobamba de camino a otro lado, y entré unos minutos a ver nuevamente esa hermosa estructura. Y este es en mi opinión el principal problema. Hoy se trata de un edificio semi-público. Una vez concesionado, hasta el histórico colegio, que hoy ya no funciona ahí, tendrá simplemente un acceso restringido a la capilla y al salón de actos.

Mi voto, como se han de suponer, está con la posibilidad de declararlo patrimonio cultural, siempre que el edificio sea mantenido en buenas condiciones. Hay un solo La Salle, hoteles pueden construirse en cualquier lado.


Muestra de Cine Sudafricano

octubre 24, 2007

Hoy comienza la muestra de Cine Sudafricano organizada por el INCAA y la Embajada de Sudáfrica. Los films exhibidos se  muestran las privaciones que sufrió y aún sigue sufriendo el pueblo sudafricano luego del apartheid. El festival se propone promover la cooperación y el intercambio entre la industria cinematográfica argentina y la sudafricana.

Las proyecciones se realizarán en los distintos Espacios INCAA con entrada libre y gratuita. Las películas que se presentarán son:

SARAFINA!: la lucha sudafricana contra el apartheid a mediados de los años 70, durante el período de prisión de Nelson Mandela.  La película, una adaptación del popular musical de Mbongeni Ngema en escena en Broadway desde 1988 hasta 1989.  Sarafina (Leleti Khumalo), una niña caprichosa llena de energía, más interesada en los chicos que en los derechos civiles, toma conocimiento de la opresión Afrikaaner a través de las lecturas clandestinas de su maestra, Mary Masembuko (Whoopi Goldberg).
 
YESTERDAY: El delicado equilibrio de la vida de la protagonista, Yesterday, se ve amenazado cuando le diagnostican SIDA y debe emprender un largo viaje para aprender acerca de su enfermedad y afrontarla.  El principal motor de Yesterday para sobrevivir es su hija: como nunca tuvo la oportunidad de estudiar, ahora tiene un único objetivo, estar con Beauty el primer día de clases, junto a las demás orgullosas madres de Rooihoek.
 
LLANTO POR LA TIERRA AMADA: Basada en la novela de Alan Paton, Llanto por la Tierra Amada narra la historia del viaje de un Pastor zulú desde la tranquila provincia de Natal hasta la moderna y siniestra ciudad de Johannesburgo, en busca de su familia, que ha caído en una atolladero urbano de crimen, pecado e intriga política.  Su hijo Absalom ha matado accidentalmente a un activista.
 
TIERRA DE SANGRE: Dirk Hendricks, un policía sudafricano, estudia acogerse a una posible amnistía en el marco de la era post apartheid que vive Sudáfrica, declarando ante la Comisión de la Verdad y Reconciliación.  Para ello deberá someterse a un careo con Alex Mpondo, ex preso político y actual miembro del Congreso Nacional Africano al cual torturó durante su encarcelamiento.
 
HISTORIAS DE DELINCUENCIA: Un joven negro se postula para un papel en una película de pandillas.  Para conseguirlo, logra inmiscuirse en una pandilla y sus posibilidades de participar en la película van disminuyendo a medida que comete delitos para ser aceptado.  Pero para el líder de la banda, el creciente desastre en que se va convirtiendo la vida de su nuevo amigo le plantea la posibilidad de hacer algo para mejorar la suya propia.
 
UN NIÑO LLAMADO TWIST: Primer largometraje del director Tim Greene, Un relato contemporáneo de la clásica novela de Dickens, Oliver Twist. Una madre muere al dar a luz en un lugar desolado.  Temiendo ser culpados por la muerte, los lugareños la entierran en una tumba sin identificación y dejan al niño en un orfanato, donde  es vendido para trabajar en tareas rurales y luego a un funebrero del lugar.  El niño escapa hacia Ciudad del Cabo.
 
MAX Y MONA: La tradición dice que las almas no llegan a reunirse con sus antecesores si los miembros del cortejo no lloran –verdaderamente- antes de que el cuerpo sea enterrado.  Max ha heredado el don de llorar de su abuelo, pero sueña con ir a la universidad.  Los vecinos del pueblo hacen una colecta para pagar la educación de Max y, aprovechando su viaje a Johannesburgo, le dan una oveja (Mona) para que Max la entregue en un pueblo vecino como regalo de casamiento. Preocupado por entregar la oveja a la familia de la novia, Max pierde la fecha de inscripción en la universidad.

Más Info:
INCAA (Programa, direcciones y horarios)