De Michael Moore a “los demócratas”

Sin hacerle una oda a los demócratas norteamericanos, me limito a transcribir esta carta que difundió a través de su web, el director de cine Michael Moore. Gracias Gabriel por enviármelo. Aunque sea que sirva para reírnos un rato… para no llorar.

De alguna manera estos gritos de “se nos viene el mundo abajo, pidamos plata para salvar nuestro sistema financiero” me suena tristemente familiar. Moore pide “qué esto no vuelva a pasar”. Bad news my friend: ni es la primera vez que sucede, ni va a ser la última.
 
“Amigos,
Voy a ir directamente al grano. El mayor robo en la historia de este país se está llevando a cabo mientras ustedes leen esto. A pesar de que no se están utilizando armas, se están tomando 300 millones de rehenes. No se equivoquen: después de robarse medio=2 0billón de dólares para forrar los bolsillos de sus seguidores, los mismos que han estado llevándose las ganancias de la guerra durante los últimos cinco años, después de llenar los bolsillos de sus compañeros petroleros con más de cien mil millones de dólares, Bush y sus amigos de toda la vida – que pronto deberán dejar la Casa Blanca – están saqueando cada dólar que puedan del Tesoro de Estados Unidos. Están robándose hasta el último tenedor de plata que encuentren en su camino hasta la puerta de calle.

Sin importar lo que digan, sin importar cuántas palabras para asustar utilicen, ellos están usando el viejo truco de generar temor y confusión para que ellos y el uno por ciento que es el dueño del país sigan siendo asquerosamente ricos. Basta que lean los primeros cuatro párrafos del artículo principal en el New York Times del pasado lunes para que puedan entender qué es lo que realmente está pasando:

“Mientras los congresistas discutían sobre los detalles del salvataje de $700 mil millones de la industria financiera, Wall Street ya estaba buscando la forma de poder sacar su tajada”.

“Las empresas financieras han estado utilizando sus influencias para que todas sus inversiones problemáticas estuviesen cubiertas, no sólo aquellas relacionadas con hipotecas”.

“Al mismo tiempo, las firmas de inversiones trataban de postularse para supervisar todos los activos que el gobierno planeaba absorber de las instituciones financieras, un papel que podría rendirles cientos de millones de dólares al año en honorarios”.

“Nadie quiere quedarse afuera de la propuesta del Tesoro de comprar las malas inversiones de las instituciones financieras”.

Increíble. Wall street y sus aliados crearon este desastre y ahora son ellos los que se robarán todo como bandidos. Incluso Rudy Giuliani está ejerciendo sus influencias para que se contrate a su empresa  (y se le pague) para “asesorar” en el salvataje.

El problema, es que nadie sabe realmente de qué se trata este “colapso”. Incluso el secretario del tesoro Paulson admitió que no sabe con exactitud la suma exacta que se necesita (¡simplemente eligió los $700 mil millones por que se le ocurrieron!). El jefe de la oficina de presupuesto del Congreso dijo que no puede resolverlo y tampoco puede explicárselo a nadie.

Y, sin embargo, ¡están anunciando a los gritos que el fin está cerca! ¡pánico! ¡recesión! ¡la Gran Depresión! ¡Y2K! ¡gripe aviar! ¡abejas asesinas! ¡debemos aprobar este proyecto de ley hoy mismo! ¡el cielo se nos viene encima! ¡El cielo se nos viene encima!

¿Se viene encima de quién? Este “salvataje” no va a hacer NADA para que baje el precio de la gasolina que tienes que poner en tu auto para ir a trabajar. No va a hacer NADA para salvarte de perder tu casa. Tampoco va a hacer NADA para darte cobertura médica.

¿Cobertura médica? Mike, ¿por qué traes esto a colación? ¿Qué tiene que ver esto con el colapso de Wall Street? Tiene mucho que ver. Este denominado “colapso” se ha generado por los masivos incumplimientos y ejecuciones de las hipotecas de la gente. ¿Saben por qué tantos estadounidenses están perdiendo sus hogares? En palabras de los republicanos, es porque a muchos idiotas de la clase trabajadora se le dieron hipotecas que en realidad no podían pagar. Sin embargo, la verdad es otra: la principal causa por la cual la gente se declara en bancarrota son las cuentas de servicios médicos. Lo puedo poner aún de una manera más simple: si tuviésemos una cobertura médica universal, esta “crisis” de las hipotecas bien podría no haber sucedido.

La misión de este salvataje es la de proteger la obscena cantidad de riqueza que se ha acumulado durante los últimos ocho años. Es para proteger a los mayores accionistas que son los dueños y controlan el Estados Unidos corporativo. Es para asegurarse de que sus yates, sus mansiones y su “estilo de vida” sigan sin interrupciones mientas el resto de Estados Unidos sufre y lucha para pagar sus cuentas. Dejemos que los ricos sufran por primera vez. Dejemos que ellos paguen por este salvataje. Estamos gastando 400 millones de dólares por día en la guerra en Irak. ¡Dejemos que ellos acaben con la guerra de inmediato y nos ahorren otro medio billón de dólares!

Tengo que dejar de escribir esto, y ustedes tienen que dejar de leerlo. Esta mañana están gestando un golpe económico en nuestro país. Esperan que el congreso actúe con rapidez antes de ponerse a pensar, antes de que tengamos una oportunidad de frenarlos nosotros mismos. Así que dejen de leer esto y hagan algo – ¡AHORA! Esto es lo que pueden hacer de inmediato:

1. Llamen o manden un e-mail al Senador Obama. Díganle que no hace falta que esté sentado ahí intentando ayudar a Bush y a Cheney a resolver el desastre que ellos mismos crearon. Díganle que sabemos que tiene la inteligencia necesaria para encontrar la forma de que nos tranquilicemos para poder ver cuál es el mejor camino. Díganle que los ricos deben pagar por cualquier ayuda que reciban. Utilicen la influencia que tienen para insistir=2 0acerca de una moratoria en la ejecución de hipotecas, para insistir en un cambio hacia el seguro médico universal, y díganle que nosotros, el pueblo, necesitamos estar al mando de las decisiones económicas que afectan a nuestras vidas, y no los barones de Wall Street.

2. Tomen las calles. Participen en alguna de las demostraciones espontáneas que están teniendo lugar en todo el país (especialmente en aquellas que se están dando cerca de Wall Street y Washington DC).

3. Llamen a su representante en el Congreso y a sus senadores.  Díganles lo que le dijeron al Senador Obama.

Cuando te equivocas en tu vida, luego debes hacerte cargo de las consecuencias. Cada uno de los que está leyendo esto conoce esta lección básica y ha pagado las consecuencias de sus acciones en algún momento de su vida. En esta maravillosa democracia no podemos permitir que haya ciertas reglas para la gran mayoría de los ciudadanos que deben ganarse la vida trabajando duramente, y otras para la élite, que, cuando se equivoca, recibe otro regalo más en bandeja de plata. ¡No otra vez! ¡Que no vuelva a ocurrir!

Atte,
Michael Moore
MMFlint@aol.com
MichaelMoore.com
PD: después de haber leído en profundidad los detalles de este proyecto de ley de salvataje, ustedes necesitan saber que se les está mintiendo. Dicen que no habrá paracaídas de oro. Pero el proyecto no dice NADA acerca de cual a ser el SALARIO de estos ejecutivos y peces gordos. De acuerdo al representante Brad Sherman de California, estos gerentes seguirán recibiendo cheques millonarios cada mes bajo este proyecto de ley. El pueblo estadounidense no será dueño del dinero que se entregue. A bancos e inversores extranjeros se les entregarán miles de millones de dólares. Una gran parte de estos $700 mil millones será entregada directamente a bancos chinos y de Medio Oriente. NO hay garantías de que alguna vez volvamos a ver ese dinero.

PPD: De mis charlas con conocidos en Washington DC surge que el motivo por el cual tantos demócratas apoyan el proyecto es porque Wall Street los amenazó este fin de semana diciéndoles que si no entregan los $700 mil millones lo primero que harán será gastar los fondos de pensión y el dinero depositado como 401(k) de la clase media. Los demócratas tienen miedo de que cumplan sus amenazas. Pero éste no es el momento para acobardarse o actuar como el típico demócrata que hemos visto en los últimos ocho años. Los demócratas le concedieron a Bush una elección robada. Los demócratas le dieron a Bush los votos que necesitaba para invadir un país soberano. Cuando obtuvieron=2 la mayoría en el congreso en 2007, se negaron a parar la guerra. Y ahora se los ha asustado para que sean cómplices en el crimen del siglo. Tienen que llamarlos ahora y decir “¡NO!” Si les permitimos que hagan esto, sólo imaginen lo difícil que será concretar algo positivo cuando el presidente Obama esté en la Casa Blanca. LA FORTALEZA DE ESTOS DEMOCRATAS DEPENDE DEL APOYO QUE LES DAMOS. LLAMEN AL CONGRESO AHORA”.

Más Info:
Michael Moore

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s