Sin Críticas

placa

“Está agotado desde las 8 de la mañana en todo el país” fue la respuesta que me dio el canillita sin que yo preguntara absolutamente nada (es una conexión que no necesita palabras la del canillita y el periodista). Me vio acercarme a la pila de diarios y antes de esbozar palabra, mientras acomodaba la inmensa pila de La Prensa que le quedaba, me avisó lo que me repetirían varios otros colegas suyos en mi camino a casa.

Era probable que Crítica no se repartiera en Avellaneda, algo que suele suceder generalmente con las publicaciones especializadas en negocios o diseño que siempre tengo que ir a comprar fuera del barrio. Esto se me complicó al trabajar en Lomas de Zamora, porque no puedo generalmente ir a Capital.

En fin, muchas congratulations para Lanata y sus financistas que deben estar saltando en una pata con las ventas del diario y no es para menos. En resumen, me quedé sin el número 1 que tanto me hubiera gustado guardar. Quizás sea mejor así me ahorro el hecho de seguir juntando papeles. Pero como Crítica es un diario 2.0, me lo pude bajar desde la web oficial. A primera vista todo muy bueno, la verdad es que todavía estoy escribiendo sobre el BAF de la semana pasada para el blog y aparte rediseñando, por eso no lo pude mirar con detenimiento. Están todos los grandes nombres como Bonasso, Wiñazki, Caparros, etc, y como era de esperarse un montón de notas de análisis y opinión, mucho humor (me encantó la tapa de Peña, sos mi ídolo!) y algunas secciones innovadoras como la del test de inteligencia al que se animó Gabriela Michetti. La verdad que pinta todo muy bien. Hasta incorpora derecho a réplica, aunque no estoy segura de que esto nunca haya sido implementado en Argentina como dice el diario.

Lo que no me esperaba es que la revista trajera moda, ahí Lanata me cerraste la boca. Jamás pensé que iba a incorporar este tipo de contenidos: este diario elije el street fashion (sacarles fotos a la gente para ver como va vestida por la calle) con fotos de Gisela Flic. Tengo que admitir que no me interesa el street fashion, not my cup of tea me había dicho una vez un periodista de moda argentino que vive en Gran Bretaña 6 meses al año. Dudo que se pueda hacer algo interesante con esto en Argentina, la gente se viste casi uniformada y lo que se puede mostrar en fotos no es realmente algo diferente. Buenos Aires no le pega ni de cerca a Tokio o LA por ejemplo, que tienen buenos sitios de street fashion. No estoy segura de que esta sección se pueda mantener a largo plazo, a no ser que la fotógrafa pueda viajar un poco y retratar otros estilos y así convertirlo en algo interesante. Si me pareció fantástico haber contado como los ’80 se reinterpretan en esta temporada a través del testimonio de los protagonistas de BAF Week y sus fotos de la época. De todas maneras, me saco el sombrero entonces frente a Revista C que aparte de tener notas interesantes como las de Sarkozy o Moyano, se animó a hacer algo diferente en moda.

Era de esperarse que en este nuevo proyecto se utilizaran al máximo las herramientas que ofrece la web. Algunas son ya trilladas, como la de implementar blogs temáticos (incorporaron uno para argentinos que andan por el mundo, algo que suelen tener las páginas de diarios del interior y los nacionales no habían aprovechado demasiado) o este tema de bajarte el diario y la revista por Internet. Dentro del diario hay una sección de Periodismo Ciudadano, que se vincula irremediablemente a la denuncia y no ha cambiado con este diario.

Ya les había contado que hubo una campaña de difusión en blogs y que incorporaron un canal de Facebook y uno de Youtube. Pero lo más interesante es que la agencia FIRE filmó todo el período previo a la salida del último diario en papel para hacer un documental que emitió América. Los videos se pueden ver en la web también.

Creo que esto es lo más positivo del diario, su autorreferencialidad. Crítica habla de Crítica todo el tiempo. Como si su fuera poco el haber hecho un documental, tiene una sección que se llama “después de todo” donde se incluyen anécdotas de la redacción. Y en un apartado que se titula “¿Quién Banca a Lanata, eh?” donde el diario blanquea los nombres de sus financistas, en un intento por diferenciarse por la vía transparete.

En fin, como dije la otra vez, traer una nueva voz con capacidad de competir en un mapa de medios tan cerrado es de por si un desafío para destacar. Creo además que es interesante la forma en la que se trató de crear pequeñas secciones innovadoras, yo mencioné un par pero son varias. Creo que hay un uso inteligente de las herramientas web, ojala se siga profundizando en eso para que no quede desactualizado en poco tiempo. Por eso “sin críticas” por ahora de mi parte. Quisiera no tener que retractarme el día de mañana, cuando finalmente consiga el diario.

3 respuestas a Sin Críticas

  1. Luc dice:

    Yo tampoco pude conseguirlo el número uno, el desavastecimiento también se sintió en Belgrano.
    Me parece interesante el comentario que haces sobre el diario y sus contenidos, ya me voy al sitio para bajarlo y ver de qué se trata. Mañana intentaré conseguirlo en papel.
    Muy buen blog, seguiré pasando.

  2. Martin dice:

    Buenas Tardes, fijate que el link es al sitio es http://criticadigital.com/ si le chantaste otro a próposito te felicito porque no entendí la sutileza🙂. Me gustó el artículo

    Saludos

  3. pk dice:

    Arreglado martín. Gracias por avisar
    Bso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s