El secreto de la salsa

La fórmula para el katchup de McDonalds (que dicho sea de paso es riquísima) no es precisamente el gran secreto de la cadena. Tampoco las graves violaciones a los códigos de salubridad que ya son desgraciadamente conocidos. “Slave labour” o trabajo esclavo, es la más reciente y peor pesadilla de las cadenas de comida rápida, y no me refiero principalmente a los empleados de los locales de comida.

En la localidad de Immokalee, Florida – EEUU, un grupo de recolectores de tomates para las cadenas de restaurants Taco Bell, McDonalds y Burger King, conformado en su mayoría por Latinos, Mexicanos y Haitianos, trabajaban entre 10 y 12 hs por día en el campo a veces los siete días de la semana por 45 centavos de dólar por cada balde lleno que recogían. Estos precios eran los mismos de 1978, según los datos que provee la CIW (Coalisión de trabajadores de Immokalee). Las cadenas por su puesto aseguraron que estos trabajadores cobran entre $12 y $18 dólares la hora.

Según informa la página People & Planet, en el 2005, luego de cuatro años de boicot organizado por CIW a Yum!, la compañía dueña de Taco Bell y Pizza Hut, entre otras cadenas, consiguieron un aumento de un centavo de dólar por libra de tomate. En abril del 2007 lograron el mismo acuerdo con McDonalds, además de la promesa de los granjeros participen en el desarrolo de un código de conducta para los proveedores de la industria de la comida rápida enEEUU; un sistema de monitoreo independiente para evitar el trabajo esclavo, entre otras medidas.

El siguiente paso de CIW será la cadena de Burger King. Me pregunto cómo serán las condiciones en Argentina para los trabajadores de esta industria, en este país que nos vendieron como el Granero del mundo, en donde “a todos nos va bien cuando al campo le va bien” y otras pavadas.

Para ver el otro costado del tema, otra opción es Fast Food Nation, el film de Richard Linklater (el trailer está arriba). El slogan lo dice todo: “The Truth Is Hard To Swallow” (La verdad es difícil de tragar)

La historia se desarrolla en el pueblo imaginario de Cody en el estado de Colorado, que nació gracias a una planta procesadora de carne, con su pueblo de rancheros alrededor. La película intenta mostrar, a través de la vida de los personajes, distintos aspectos de la industria de la comida rápida en un pueblo que está ligado de muchas formas a ésta, tanto para su propia subsistencia como para su destrucción. Se ve el punto de vista corporativo, el de los trabajadores del campo y sus familias y el de los empleados de los restaurantes.

Más Info:
People&Planet
Fast Food Nation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s