30 años sin rodolfo Walsh

[rockyou id=61367953&w=426&h=320]

Hoy se cumplen 30 años que pasamos sin el mejor periodista Argentino de toda la historia y, si se me permite una opinión personal, mi escritor preferido.  

Para conmemorar los 80 años del nacimiento del periodista desaparecido Rodolfo Walsh (1927), los cincuenta años de la publicación de la primera edición de Operación Masacre (’57) y los treinta de su desaparición (’77) en manos de un grupo comando de la Marina, la cátedra de Taller de Expresión III de la carrera de de Ciencias de la Comunicación Social de la UBA  llevó a cabo la muestra “Queremos a Walsh” donde se expusieron trabajos realizados por los alumnos especialmente para esta ocasión.

La muestra estuvo abierta al público en general hasta el sábado 23. Ensayos, foto-reportajes, comics, pinturas, piezas gráficas, instalaciones, juegos temáticos, se dispusieron en el Estudio de Video de la sede de Ramos Mejía 841(Capital Federal). Al entrar al salón se podían escuchar especiales de radio realizados por los estudiantes y hacia una esquina se exhibió también un video realizado por un grupo de estudiantes que recorrieron todas las locaciones que Walsh menciona en sus investigaciones y en sus notas personales.

En la misma universidad, se realizó una conferencia, organizada por La Vertiente junto a otras organizaciones estudiantiles, en homenaje a los 30 años que se cumplieron de la publicación de Carta Abierta a la Junta Militar. Participaron Lilia Ferreira, periodista y compañera de RW, Hugo Yansky, Secretario General de la CTA y Jaime Sorin, Vicerrector de la UBA. También se expusieron fotos y documentos históricos (algunos inéditos) sobre las investigaciones de Walsh, sus obras y de los protagonistas de la masacre de José León Suárez, facilitadas por organizaciones de derechos humanos

El 24 de marzo se cumplieron 31 años desde aquel Golpe de Estado que interrumpió  una vez más con la democracia argentina, siempre incompleta y “salteada”. Siguieron ocho años de secuestros, torturas, asesinatos, desapariciones, “aprietes”, silencios y por sobre todo la completa ausencia de libertades y derechos. El gobierno de facto nos dejó de herencia un mecanismo económico de vaciamiento de las riquezas del país y desregulación del trabajo, la erosión de las instituciones políticas, la falta de 30.000 seres humanos médicos, periodistas, científicos, artistas, políticos, gremialistas, estudiantes, etc. que hoy no están.

En el medio de todo esto, se atrevía a disentir un hombre con una máquina de escribir. Un hombre que después de su paso por Montoneros (organizó y participó de operativos de secuestro, esto no hay que ocultarlo) en esa época colgó las armas y volvió sin embargo a su arma más efectiva, la escritura. Porque recuperó algo que había perdido desde hacía mucho tiempo: la fe en el poder del pueblo, el mismo pueblo al que invitaba desde Cadena Informativa a socializarse, a romper con la incomunicación, a volver “a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”.

Pobre RW, era de esos que creían que con sólo destapar la verdad iba a provocar una indignación tal que la revolución sería inevitable. Pero la psicología nos enseña que cuando confrontamos a una persona con una verdad que le duele, la primera reacción es negarla, y quizás hasta enojarse con el que la devela. Y tanta fe tenía Walsh que entregó no sólo su vida a esta causa sino también la de su hija, que fue quizás un golpe más duro aun que el de las balas.

Walsh quería algo que está hoy en boca de muchos los que habitamos esta comunidad virtual llamada blogósfera: la socialización de la producción de información. Hoy estamos un poquito más cerca de lo que estaba él con su máquina de escribir defectuosa, pero falta tanto todavía. Nada que haya leído en un blog provocó en mi ni la mitad de lo que provocó Operación Masacre. No puedo parar de agradecer por esa obra maestra.

Hoy, 25 de marzo, se cumplen 30 años de su desaparición. Y aun después de tanto tiempo el espíritu de Walsh sigue “molestando”. Su ausencia, junto a la de los otros desaparecidos, indignan y entristecen porque hubieran construido una historia argentina distinta. Walsh “molesta” porque se convirtió en algo que seguramente nunca quiso ser: un Martir, no uno para poner en un atril de mármol, sino uno activo que motiva a las nuevas generaciones a seguir dando testimonio en tiempos difíciles.

NOTA: Había un montón de monografías apiladas. La que se ve en la foto es la de la Señora Valeria García, excelente escritora y persona, muy amiga de este blog. Vale hacete un blog pronto!!!

Una respuesta a 30 años sin rodolfo Walsh

  1. Valeria dice:

    Gracias!!!, la verdad Pauli es maravilloso leer tu blog porque es como un orgullo ser parte de tu crecimiento como periodista, como escritora. Me encanta todo lo que estas haciendo y como te permites crecer y mejorar cada dia mas! Sabes que te quiero mucho y que te considero una gran profesional y una gran amiga!!
    Saludos y prometo sentarme a armar mi blog!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s